viernes, 25 de mayo de 2012

Atrapaalmas (Soulcatcher)

Miembro de los Diez Tomados, los diez sirvientes más poderosos de El Dominador durante la época de La Dominación. Atrapaalmas se descubre al final de la Primera Crónica como hermana de La Dama. Atrapaalmas es una hechicera muy poderosa, sólo superada por La Dama y El Dominador. Su característica más definitoria es que con distintas voces, estas no son meras imitaciones de voces o acentos, son en realidad voces diferentes, pertenecientes a las almas que ha "capturado" a lo largo de sus días. Fisicamente se describe como pequeña/bajita, y fácil de identificar por su vestimenta tradicional, ajustado cuero negro y un morrión negro para ocultar su rostro.

Cuando La Compañía Negra estaba al servicio de El Síndico de Berilo, Atrapaalmas llegó a bordo de una enorme barco imperial negro, perteneciente al Imperio de La Dama. Colabora con La Compañía Negra para eliminar El Síndico de su puesto de forma permanente, a fin de facilitar la toma de la ciudad por el poder imperial, que a su vez, quieren convertir a Berilo en otro estado bajo el manejo del Imperio del Norte. Es en ese momento cuando Atrapaalmas se convierte en empleadora de La Compañia Negra y su puesta al servicio de La Dama.

Durante su permanencia bajo el servicio de La Dama, Atrapaalmas es la principal valedora de la Compañía Negra. Durante ese tiempo los miembros de la compañía llevaban el emblema de Atrapaalmas, una calavera de plata con los ojos y la boca en llamas en un campo de color negro. Sobre todo prestan y reciben órdenes de Atrapaalmas directamente.

La compañía descubre que Los Tomados tienen conflictos entre ellos, el principal enemigo de Atrapaalmas entre los tomados es El Renco. En repetidas ocasiones, La Compañia Negra junto con Atrapaalmas averguenzan a El Renco derrotando a los Rebeldes de la Rosa Blanca, que largamente habían eludido a El Renco, aumentando aún más el odio entre estos.

Durante la batalla de Hechizo, Atrapaalmas se revela como una traidora en contra de La Dama y su imperio. La Dama piensa primero que Atrapaalmas estaba trabajando para el avance de El Dominador, pero más tarde se da cuenta que esta estaba jugando en su propio beneficio, con la esperanza de usurpar tanto a La Dama como a El Dominador y gobernar el Imperio.

La Dama con la ayuda de Matasanos, persigue en una busqueda frenética a través de las líneas de batalla a Atrapaalmas. Finalmente le dan caza con varias flechas disparadas por Matasanos antes de que él mismo le corte la cabeza con la espada.